Buscar

Las Primicias



En nuestra Iglesia Comunidad Esperanza, el proximo domingo Enero 23, celebraremos las ofrendas & Servicio de las Primicias! Es una ocasión honrosa de reverencia y acción de gracias al Señor por todo lo que ha hecho en nuestras vidas y hará en este nuevo año.


La Palabra de Dios nos bendice diciendo:

“Honra al Señor con tus riquezas, con las primicias de todos tus frutos”. —Proverbios 3:9

Vemos el término primicias mencionado inicialmente en el libro de Éxodo cuando Moisés está sacando al pueblo de Dios del cautiverio en Egipto. Dios instruyó a los israelitas a dar lo primero frutos de sus cosechas para que pudieran entender el valor de las bendiciones de Dios. Las primicias es la ofrenda de lo primero cosechado en Israel.


HISTORIA: La fiesta de lAs Primicias (Levítico 23: 10,11)


Celebrada el domingo siguiente de la fiesta de "los Panes Sin Levadura." Dios quería una fiesta especial durante la cual los judíos reconocieran la fertilidad de la tierra que les dio. Debían llevar las primeras cosechas de su siembra de primavera (primicias) al sacerdote en el Templo para ser ofrenda ante el Señor en su nombre.


No se permitía cosechar ni comer nada del grano hasta que se trajera una sola gavilla a los sacerdotes al amanecer del primer día siguiente a un sábado en particular después de la Pascua. Este día se llamaba la Fiesta de las Primicias.


Hay 4 principios principales asociados con la Fiesta de las Primicias:

“Cuando entréis en la tierra que yo os doy y sigáis su mies, entonces traeréis una gavilla de las primicias de vuestra mies al sacerdote”. —Levítico 23:10

Honrando a Dios como Principal y Proveedor

Esto fue para demostrar la obediencia y la reverencia de los israelitas por Dios. También mostró que confiaban en que Dios les proporcionaría suficientes cultivos para alimentar a su familia.


Ofrendar de lo mejor

Como ya hemos discutido brevemente, todo el concepto de las primicias es que no es solo lo primero, es lo mejor. Cuando el agricultor salió a cortar la única gavilla que iba a presentar ante el Señor, tuvo mucho cuidado de asegurarse de que fuera lo mejor de entre sus cosechas.


Promesa de una Futura Cosecha

Uno de los aspectos principales de la Fiesta de las Primicias es que anticipaba la cosecha futura que estaba representada por la gavilla única que se presentaba ante el Señor como ofrenda.

La palabra hebrea para primicia es bikkurim, que se traduce literalmente como “promesa de venir”. Los israelitas vieron estos primeros frutos como una inversión en su futuro. Dios les dijo que si le traían sus primicias, él bendeciría todo lo que viniera después.


Santificación del todo
“Si la parte de la masa ofrecida como primicia es santa, entonces toda la masa es santa; si la raíz es santa, también lo son las ramas”. —Romanos 11:16

La gavilla que se traía como ofrenda al Señor representaba toda la cosecha. Al ofrecer esa porción al Señor, apartaba toda la cosecha como consagrada al Señor y así la santificaba.

En cuanto a las primicias, lo que se haga con las primicias determina lo que sucede con todo lo demás. El primer fruto santifica el siguiente fruto.



Diferencia entre primicias y diezmo

“Las primicias de todas las primicias de toda clase y toda ofrenda de toda clase, de todas vuestras ofrendas, serán para los sacerdotes; también daréis al sacerdote las primicias de vuestra masa para que haga reposar bendición sobre vuestra casa. ” —Ezequiel 44:30

Dar un diezmo significa que damos una décima parte de nuestros ingresos a nuestra Iglesia. Los diezmos generalmente se dan durante todo el año. Los diezmos están a darse en un sentido automático de obediencia después de recibir sus ingresos. Una ofrenda de primicias es algo especial & diferente que se da una vez al año en celebracion y gratitud. Nuestra Iglesia adoptado esta celebracion en obediencia y en señal de fe a Dios nuestro proveedor.


Cómo dar una ofrenda de primicias

Siempre que decidas hacer una ofrenda de primicias, lo importante es que lo hagas libremente, sin culpa ni obligación. una ofrenda de primicia es nuestra oportunidad de dar más allá de un diezmo regular.

Debido a que en realidad no estamos cosechando cultivos literalmente, la cosecha puede significar diferentes cosas para diferentes personas.

Las ofrendas de primicias son típicamente una ofrenda anual que se da como el ingreso del primer dia de trabajo en nuestra Iglesia Comunidad Esperanza. Estos tiempos también son grandes oportunidades para volvernos a Dios en agradecimiento por las bendiciones y su gracia.


Por qué es importante

Dar nuestras primicias nos recuerda que Dios es nuestra máxima prioridad. Muestra a Dios que le somos obedientes y que se nos puede confiar más. En un manera más importante, ser generoso de esta manera demuestra que estamos agradecidos por todo lo que Dios nos ha dado.

Nos recuerda dar las primicias de Dios, porque todo lo que nos llega es lo que Dios nos ha dado. Al dar las primicias, se nos recuerda que somos mayordomos de lo que Dios nos ha dado.


Comencemos con lo básico que Dios demanda ser el primero en nuestras vidas. La Biblia dice:

"Buscad primeramente el Reino de Dios y toda su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas"—Mateo 6:33

Poner a Dios primero en nuestra vida establece Su Señorío. Si Él no es el primero, Él no es Señor. Si Él no es Señor, no hay bendición, ni favor.


Cuando nuestros deseos, planes y ideas se vuelven más importantes para nosotros que el plan de Dios, hemos adoptado la actitud de autosuficiencia. Cuando buscamos propias ambiciones, estamos desafiando la autoridad de Dios sobre nuestra vida.

Solo cuando ponemos a Dios en primer lugar en nuestra vida, somos capaz de responder a los demás en la forma en que Él quiere que respondamos. Cuando somos obediente al darle nuestras primicias, hacemos posible que el Señor

“abra las ventanas de los cielos y derrame sobre ti bendiciones que no puedes contener”—Malaquías 3:10

Independientemente de cómo demos, la clave es que estemos dando con el corazón y la mente clara. Hacer una ofrenda de primicias demuestra obediencia a Dios, en lugar de nuestro dinero o riquezas.


La obediencia es lo que activa el poder y las promesas de Dios. Cuando ponemos a Dios primero, Él puede proporcionar lo que promete en Su Palabra. Y Dios nunca rompe una promesa.


Oración final:

Dios nuestro Padre amado, gracias por la palabra que es una luz a nuestros pies y una luz en nuestro camino. Déjanos escucharlo. Experimentémoslo. Practiquémoslo. Porque es la Palabra de Dios para tu pueblo y para los justos que desean vivir de la economía del cielo. En el nombre de Jesús, oramos. AMEN


Su servidor,

Pastor Hernandez

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo